7 Productos zero waste de higiene personal que puedes hacer en casa

Jun 10, 2020hecho en casa, higiene personal

zero waste higiene personal koko yerbas productos caseros

Un producto zero waste de higiene personal,  siempre será mejor que uno industrializado

Cuando tú haces tus propios productos, te aseguras de no perpetuar la crueldad animal y de no apoyar a las multinacionales que están destruyendo el planeta y a todos lo animales que habitan en él, incluyendo a los seres humanos.

En este post te comparto 7 productos de higiene personal,  zero waste,  que son súper fáciles y rápidos de hacer en casa.

i. Enjuage bucal

Viertes en una botella con tapa, medio litro de agua filtrada. Agregas una cucharadita de bicarbonato y 3 ó 4 gotas de aceite esencial de menta. Lo agitas bien, y listo. Ya se puede usar.

Dependiendo de qué tan caliente es el lugar en donde vives, este enjuage bucal de puede durar hasta dos semanas. Si prefieres que te dure más tiempo, guárdalo en el refri, o haz menos cantidad.

ii. “Pasta dental”

Yo uso cuatros versiones de “pasta dental”, según lo que tengo disponible. Lo pongo entre comillas porque ninguna es realmente pasta, más bien son limpiadores.

 

VERSIÓN 1: “PASTA DENTAL” DE EMERGENCIA

Cuando no tengo ningún tipo de pasta dental, uso sal de mar. La sal es abrasiva, por lo que limpia bien los dientes. Es difícil lavarse con sal porque (obvi) el sabor es muy salado y molesta, pero si no hay otra cosa, y no quiero comprar un tubo de pasta dental comercial por ser un producto industrializado experimentado cruelmente en animales, uso esto.

 

VERSIÓN 2: “PASTA DENTAL” CON SAL Y ACEITE DE COCO

En un recipiente pones aceite de coco y sal (si está muy líquido el aceite, antes de ponerle sal mételo al refri por 30 segundos). Agrega 3 ó 4 gotas de aceite esencial y mezcla. El aceite puede ser de lavanda, tea tree, menta, o naranja.

KOKO YERBAS | comida vegana retos de ser vegano

VERSIÓN 3: “PASTA DENTAL” DE CÚRCUMA Y ACEITE DE COCO

En un recipiente pones aceite de coco y una cucharadita de cúrcuma en polvo (si está muy líquido el aceite, antes de ponerle sal mételo al refri por 30 segundos). Aquí la receta completa.

 

VERSIÓN ÚLTIMA: BICARBONATO Y ACEITE DE COCO

Esta es la versión que menos uso porque me lastima los dientes. La receta es la misma que la pasta de sal y aceite, pero en lugar de sal lleva bicarbonato. Como a mí el bicarbonato me destruye los dientes en 3 días, yo no la uso. Pero sé que hay gente a quienes les funciona, y por eso la comparto aquí.

iii. DESODORANTE

En la palma de tu mano, pones una pisca de bicarbonato y un “pump” de crema corporal. Mezclas con tu dedo, y listo. No mancha la ropa y te dura todo el día.

Si no usas crema corporal convencional, puedes usar manteca de karité.

iv. crema corporal

Si tienes un batidor manual o eléctrico, mezclas en partes iguales aceite de coco y manteca de karité. Si quieres puedes agregar dos gotitas de un aceite que te guste.

v. crema facial

Manteca de karité original. Para asegurarte que la manteca no haya sido procesada, fíjate en la textura y el olor. Debe de ser un poco grumosa y oler fuerte, como a abono de vaca. Si está totalmente lisa y huele como a vaselina, no la recomiendo para la cara. Tal vez para el cuerpo o cabello.

vi. exfoliante corporal

Casi todos los exfoliantes comerciales contienen microplásticos. Estas son bolitas chiquititas de plástico que no se pueden limpiar fácilmente del agua de nuestros mares y ríos, y que terminan siendo ingeridos por los animales del mar.

Para evitarlo, no compres jabones comerciales que tengan bolitas “exfoliantes”,  y prefiere usar ingredientes caseros.

El que te recomiendo yo, te dejará la piel súuuuper suavecita.

Si tomas café, en lugar de tirar los residuos, reserva media tacita de los granos molidos de café que ya usaste. Agrega un chorrito de aceite de oliva (si no tienes, usa otro), unas gotas de aceite de naranja (opcional) y mezcla bien. Tállate el cuerpo, especialmente las nalgas y muslos. No sé por qué funciona, pero reduce la celulitis.

También se puede usar como jabón corporal de emergencia, si en algún momento te quedas sin jabón. De preferencia, úsalo del cuello para abajo.

vii. exfoliante facial

En la licuadora o en el molino de café, muele un poco de avena. Mezcla con un poco de café que te haya quedado en la cafetera (la bebida, no los granos molidos), con limón o con agua. Aplícalo por 15 minutos y enjuaga. Si lo mezclas con limón úsalo solo de noche.

No te propongo exfoliarte con azúcar porque es filosa y te puede cortar la capa delgada de piel que cubre la cara.